viernes, 1 de diciembre de 2017

BOLETÍN Nº 43

Os dejamos el Boletín nº 43 de la Comisión General de Justicia y Paz: 


Queridas amigas, queridos amigos,

Los deseos expresados por el papa Francisco y el patriarca ortodoxo Bartolomé, en la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, están lejos de realizarse aunque la naturaleza no cesa de avisarnos sobre la necesidad de cambiar de rumbo para proteger el planeta. Huracanes, sequías, incendios, inundaciones, contaminación, agotamiento de recursos, manipulación de ecosistemas se suceden ante la indiferencia humana individual, social y religiosa de la compleja crisis socio-ambiental en la que nos encontramos. Desde la editorial ponemos de manifiesto el trabajo ecuménico y el cuidado medioambiental como ejes temáticos de las actividades de este trimestre.  

Del 22 al 25 de septiembre, se celebró el Seminario Internacional y la Asamblea General de Justicia y Paz de Europa en Taizé, lugar ecuménico europeo. El Seminario propició el espacio de reflexión sobre las raíces espirituales y los frutos políticos de Justicia y Paz, subrayando la continuidad en el cuidado de la Creación. Después de cincuenta años de existencia, Justicia y Paz tiene un nuevo referente en la Iglesia en el recién creado Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral, presidido por el cardenal Turkson.

El pasado 28 de octubre se celebró en Barcelona, en la librería Claret, la tercera y última de las jornadas de debate sobre el derecho a la libertad religiosa previstas en el proyecto que en la Comisión General Justicia y Paz desarrollamos sobre esta cuestión durante este año. Las anteriores jornadas tuvieron lugar en Madrid, el 3 de febrero, y Sevilla, el 18 de mayo. En esta ocasión los participantes fueron personas representativas de las cuatro confesiones o tradiciones religiosas de mayor arraigo en nuestra sociedad.  

Por tercer año consecutivo la Iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente ha promovido la celebración de diferentes actos por toda España en torno al 7 de octubre con motivo de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente. Para conseguir el desarrollo económico sostenible, las sociedades deberán crear las condiciones necesarias para que las personas accedan a empleos de calidad, estimulando la economía sin dañar el medio ambiente.

En la contraportada se resume el trabajo de las distintas iniciativas y actividades en las que hemos participado junto a otras organizaciones eclesiales y sociales: la campaña “Muévete contra la Desigualdad Obscena”, de la Alianza contra la Pobreza; el encuentro contra la Trata de Seres Humanos, del grupo eclesial; la iniciativa Enlázate por la Justicia con el octavo punto del decálogo verde y la incorporación de la Confederación Española de Institutos Seculares a la redy la Conferencia internacional “Perspectivas por un mundo libre de armas nucleares y por el desarrollo integral”, que se ha celebrado los días 10 y 11 de noviembre en el Vaticano, organizada por el nuevo Dicasterio del que forma parte Justicia y Paz.

Saludos cordiales,
Isabel Cuenca Anaya
Secretaria General

Leer más: http://www.juspax-es.org/products/boletin-n%c2%ba-43-cambiar-el-rumbo-para-poteger-el-planeta/ 






jueves, 30 de noviembre de 2017

Concentración en el Altozano

Como cada primer viernes de mes, mañana 1 de diciembre, a las 7 de la tarde, en el Altozano, tienes la oportunidad de mostrar tu humanidad, acudiendo a la concentración silenciosa contra la esclavitud de quienes migran. Unámonos en este grito silencioso por el derecho a la vida y a vías seguras.

Información semanal (20-24 noviembre)

Información semanal

jueves, 2 de noviembre de 2017

Concentración en el Altozano

Como todos los primeros viernes de mes, mañana tendrá lugar en el Altozano, a las 19:00h., la concentración silenciosa con la hacemos visible que no nos olvidamos de la situación de tantos refugiados que siguen sin tener solución para su situación.

El pasado mes se leyó el artículo que dejamos a continuación, al que se añadieron algunos datos, y un poema de Eduardo Galeano.

No son refugiados, sino abandonados
(Moisés Navarro Sánchez - 01.10.2017 - La opinión de Murcia)

El pasado martes 26 de septiembre, acabó el plazo fijado hace dos años por la Unión Europea y sus Estados, entre ellos España, para acoger a 180.000 personas refugiadas a través de programas de reubicación y reasentamiento. Una medida fijada ante la grave crisis migratoria que vive Europa, principalmente causada por las guerras y los conflictos.
Ante esta medida, la realidad es que la Unión Europea apenas ha logrado trasladar a una de cada cuatro personas a las que se comprometió, mientras que España,  con 1.983 personas entre reubicadas y reasentadas,   de las 17.387 a las que se comprometió, se sitúa en el 11,4% de cumplimiento de estos acuerdos. A la cola de los países europeos. El decimoséptimo de veinticuatro.
Ahora la obligación se extingue. Solo si la Unión Europea pidiera  cuentas al ejecutivo español, cabría una denuncia ante el Tribunal de Justicia de la UE. Pero la UE no está por la labor, más bien al contrario. Europa ha perdido su credibilidad. La respuesta de Europa es pobre, la española esvergonzosa.

Con este incumplimiento, la Unión Europea vuelve a mostrar su cara más insolidaria, la de no estar a la altura de aplicar sus compromisos ni llevar a cabo políticas que acaben con este drama humanitario que sufren miles y miles de personas, así como la de no aprender de su historia, ya que su actitud ante la mayor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial da cuenta de un proyecto de Europa fracasado e inhumano incapaz de hacer frente a una crisis que supone una tragedia humanitaria sin precedentes.
Es más que evidente que las políticas en materia de refugio y asilo han fracasado, y que no han sido políticas prioritarias por parte de nuestros Gobiernos para afrontar esta gran crisis de refugiados. Ante este fracaso, España no se queda atrás, ya que el gobierno español tampoco ha cumplido con su compromiso de acogida. Es intolerable que nuestros gobiernos no entiendan que el derecho a refugio es un derecho humano y que debe garantizarse.


Es lamentable que los Gobiernos olviden que sólo desde el respeto absoluto de las obligaciones del Derecho Internacional humanitario se puede garantizar la supervivencia de estas personas, que no son cifras, que son seres humanos con familias, con esperanzas, con trágicas historias de vida. Personas que no pueden esperar más tiempo a que se pongan de acuerdo en cómo aplicar y armonizar las políticas de asilo de la Unión Europea.

No es posible que los Gobiernos no hagan nada y no se marquen como reto evitar la muerte, el sufrimiento humano y el desplazamiento forzoso de miles de familias. Los Estados tienen la obligación de garantizar los derechos humanos y afrontar los grandes retos de la humanidad con la responsabilidad que les exige la legislación internacional.
Cabe recordar que las personas que inician estos viajes, dejando atrás sus pueblos, ciudades y sin apenas garantías,  huyen de conflictos bélicos, condiciones de pobreza extrema y violación sistemática de derechos humanos. Realidades en las que los países occidentales han tenido y tienen una importante responsabilidad, por acción o por omisión.
La sociedad civil llevamos tiempo exigiendo un cambio de rumbo en la deriva que está tomando Europa y sus Estados para que cumplan con sus compromisos y que impulsen políticas que garanticen el debido cumplimiento de los derechos de las personas refugiadas y migrantes y el respeto de los derechos humanos.

Es una realidad la urgencia de poner en marcha medidas firmes que protejan la vida de las personas, que garanticen vías legales y seguras, protejan a quienes son más vulnerables y acaben con las devoluciones en caliente. De la misma forma que urge acabar con el desvío de fondos de cooperación para la externalización y militarización de fronteras. La Unión Europea no puede centrar la política de migración en el control y blindaje de las fronteras, sino en políticas de solidaridad.

Europa tiene que dejar de incumplir, y debe estar a la altura ante estas situaciones. De no hacerlo y no evitar estos dramas, dejará por los suelos sus valores fundacionales de la Unión Europea y la defensa a ultranza de los derechos humanos.
Porque la Unión Europea no puede dejar en el olvido, abandonados y sin salida a miles de personas que necesitan de nuestra ayuda.

LOS NADIES
Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres,
 que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte,
que llueva a cántaros la buena suerte;
 pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca,
 ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte,
por mucho que los nadies la llamen y aunque les pique la mano izquierda,
 o se levanten con el pie derecho, o empiecen el año cambiando de escoba.
Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada.
Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la Liebre,
muriendo la vida, jodidos, rejodidos:
Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos, sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal,
sino en la crónica Roja de la prensa local.
Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.

EDUARDO GALEANO.                                        


martes, 17 de octubre de 2017

Justicia, ecología y consumo responsable

Con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, esta tarde tendrá lugar la charla-coloquio Justicia, ecología y consumo responsable, con Jesús Sanz, antropólogo y miembro de "El Rincón Lento" (Guadalajara). El acto tendrá lugar a las 19:00 h. en el Salón de Actos del IES Bachiller Sabuco. ¡Te esperamos!